3 Aspectos básicos de Distribución Arquitectónica: La Eficiencia del espacio.

Actualizado: 30 abr 2021


Cuando analizamos un espacio con ojos de diseñador sea para remodelación u obra nueva debemos fijarnos en aspectos como circulaciones, espacios muertos, áreas de almacenamiento, ya te puedes ir imaginando que las relaciones entre los espacios es la clave para optimizar la funcionalidad de cada uno, nos damos cuenta de que existen espacios que llamaremos servidores y servidos los cuales guardan una relación jerárquica y debemos encontrar la proporción de cada uno con respecto a que tipo de proyecto se está analizando.

Los espacios servidos son aquellas áreas que desde un inicio te podrías imaginar muy bien, en el caso de una vivienda por ejemplo son aquellos como la sala de estar, la cocina, área de trabajo o estudio, los dormitorios, todos aquellos espacios en los que te imaginas disfrutando de algún plan o actividad especifica, son la razón de ser del proyecto. Por otra parte los espacios servidores, son los que complementan y sirven a los espacios servidos, en el ejemplo que manejamos serian los pasillos, escaleras, vestíbulos, área de lavado, etc., podríamos decir que son aquellas áreas de servicio, articulación y transición.


Muchas veces no es muy obvio que sin los espacios servidores tendríamos un completo desastre en la distribución y funcionamiento de los espacios, por lo que se terminan obviando, y siendo residuos de los espacios servidos. Muchas veces la calidad de los espacios servidores determinan el éxito de la obra, si no cada espacio se sentirá desvinculado y tendrá problemas internos que podemos evitar y que evidenciaremos, entonces ¿Qué se debe revisar cuando nos presentan una distribución arquitectónica?


Dimensiones de cada espacio y su proporción, el ancho, el largo y la altura de un espacio debe guardar proporcionalidad, una distribución sin medidas y sin ambientar queda debiendo. Siempre se necesita una escala gráfica que nos oriente.


Circulaciones y las relaciones propuestas entre los espacios. La relación puede ser directa, indirecta o bien no existir con respecto a otro espacio en específico. En la planta arquitectónica podemos descubrir estas relaciones, sin embargo lo ideal es tener secciones y fachadas que ayuden a comprender el funcionamiento y relaciones entre los diferentes niveles si fuera el caso. Un indicador de sí una distribución es eficiente o no es el porcentaje de área que ocupan las circulaciones, pues no deben superar entre un 10 y 15 % del área total. Estas se pueden señalar con marcador para ser consientes de como afectan el espacio y que tan directas es la circulación entre ambientes.


Áreas claras de almacenaje estas no se pueden obviar porque se convertirán en un problema mayor con el paso del tiempo. Deben corresponder a las necesidades de nuestro estilo de vida.


Si se resuelven estos factores, los espacios muertos no existirán, desaparecerán esquinas desocupadas, circulaciones en diagonal y problemas en el acomodo de mobiliario o tamaños de puertas y pasillos cada espacio tendrá el protagonismo que merece generando una experiencia gratificante. Un espacio puede ser compacto, pero exitoso si consideras lo anterior.







#Espacio #Eficacia #diseño #orden

21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo